16 C
Lima
sábado, julio 13, 2024
Google search engine
InicioComunicadosLa Minería Peruana Según Moody’s: Navegando entre Posibilidades Promisorias y Desafíos Inminentes

La Minería Peruana Según Moody’s: Navegando entre Posibilidades Promisorias y Desafíos Inminentes

Un análisis detallado del presente y futuro de la industria minera peruana: riesgos, oportunidades y proyecciones.

Barbara Mattos, vicepresidenta senior de Moody’s Investors Service, comparte sus visiones sobre la minería en Perú, señalando tanto el crecimiento potencial como los desafíos que enfrenta el sector. El análisis de Moody’s se convierte en una herramienta esencial para entender las dinámicas económicas y sociales que rodean a la industria minera en el Perú.

Perú, un país con una rica historia de minería, se encuentra en una encrucijada significativa, con 46 proyectos mineros valorados en impresionantes US$ 53,130 millones, aguardando despliegue. Sin embargo, solo ocho de estos proyectos tienen una fecha concreta para su inicio. Como segundo productor mundial de cobre, solo detrás de Chile, el mundo se pregunta: ¿Cuál es el destino que le espera a Perú en los próximos años? Barbara Mattos, Senior Vice President de Moody’s Investors Service, ofrece su perspectiva sobre la evolución de la minería peruana y lo que se puede esperar del sector en los próximos años.

Al ser consultada sobre la situación actual de la minería en Perú, Mattos observa una tendencia positiva en la producción de ciertos metales, destacando especialmente el cobre. A pesar de los conflictos que se vivieron a principios de año, la industria ha mostrado una resistencia notable. «No hubo un efecto tan fuerte de las protestas sociales», dice, pero advierte que aún es necesario considerar los nuevos proyectos que podrían aumentar la producción, citando el proyecto Quellaveco que comenzó el año pasado como un ejemplo de progreso.

La conversación también abordó los riesgos potenciales en la industria, especialmente en relación con las protestas sociales. Mattos apuntó que los principales riesgos están vinculados a posibles interrupciones de la producción y preocupaciones por la seguridad de los trabajadores de las minas. «A veces hay bloqueos en los accesos», mencionó, lo que puede presentar varios tipos de riesgos para las operaciones mineras. Al principio del año, se observó que las operaciones en el sur del país fueron ligeramente más afectadas.

En términos de liquidez, Mattos sugirió que hay una distinción clara entre las grandes empresas diversificadas, que muchas veces tienen operaciones en otros países, y las empresas más pequeñas que podrían estar experimentando una mayor liquidez. Además, abordó las preocupaciones sobre los posibles impactos del fenómeno climático El Niño, indicando que podrían esperarse más lluvias en el centro y norte del país, mientras que el sur podría experimentar sequías, lo que presentaría riesgos adicionales para las operaciones mineras en esas regiones.

Una parte crucial de la discusión se centró en los 38 proyectos que aún no tienen una fecha establecida para comenzar la construcción. Mattos subrayó la necesidad de crear condiciones seguras desde perspectivas política, económica y jurídica para fomentar la inversión en el sector. «Los proyectos mineros requieren un capital muy elevado y no tienen un retorno a corto plazo», observó, lo que plantea desafíos estratégicos significativos para la inversión y la implementación.

El crecimiento del sector minero peruano podría verse frenado por varios factores, incluyendo la inestabilidad política y legal, retrasos en la obtención de permisos, y conflictos sociales, como los experimentados con el proyecto Tía María. Mattos también mencionó factores externos, como las fluctuaciones de la demanda y los precios, que podrían influir en las decisiones de inversión y, por lo tanto, en el ritmo de crecimiento del sector.

Al explorar las posibilidades futuras, Mattos discutió las especulaciones sobre si el Congo podría superar a Perú en la producción de cobre en 2025. Aunque no tenía datos específicos para 2025, señaló que la mayoría de los proyectos en Perú son de cobre, constituyendo aproximadamente el 70% del portafolio. «Si todas las inversiones fueran realizadas, habría un potencial muy alto de producción de cobre, pero incluso después de 2025», indicó, sugiriendo un horizonte de tiempo más largo para que estos proyectos alcancen su pico de producción.

En cuanto al potencial de Perú en la industria del litio, un metal crucial para la transición energética en curso, Mattos vio una demanda creciente no solo para el litio, sino también para otros metales como el cobre, cobalto y níquel, que son componentes vitales de esta transición. Aunque Perú tiene depósitos de litio, su tamaño no es comparable con los de países como Argentina y Chile, y el desarrollo de estos recursos requeriría inversiones significativas y tiempo.

En suma, la entrevista con Barbara Mattos brinda una visión integral y matizada de la situación actual y las perspectivas futuras de la industria minera en Perú, destacando tanto las oportunidades como los desafíos que el sector enfrenta en su camino hacia un futuro promisorio.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments