16 C
Lima
sábado, julio 13, 2024
Google search engine
InicioComunicadosPreocupación Creciente entre Inversionistas Mineros Frente al Clima Político y Social Vigente...

Preocupación Creciente entre Inversionistas Mineros Frente al Clima Político y Social Vigente en el País

El exviceministro Luis Miguel Incháustegui Llama a un Diálogo Constructivo para Garantizar el Desarrollo Sostenible y Respaldo Comunitario en Futuros Proyectos Mineros

En medio de la turbulencia política y social actual, los inversionistas en el sector minero, tanto locales como internacionales, expresan su inquietud sobre el futuro de los proyectos en el país. Luis Miguel Incháustegui, exviceministro de Energía y Minas, enfatiza la necesidad de fomentar un diálogo inclusivo para nutrir la confianza y explorar oportunidades de desarrollo integrado.

La industria minera, pilar crucial de la economía peruana, enfrenta un momento de incertidumbre debido a las fluctuaciones en el panorama político y social que vive el país. En este contexto, Luis Miguel Incháustegui, quien fuera Viceministro de Energía y Minas, ha señalado que existe una preocupación palpable entre los inversionistas del sector minero, tanto nacionales como extranjeros. Incháustegui sugiere que, para mantener una trayectoria positiva en el sector, el Gobierno debería enfocarse en fomentar inversiones mineras conscientes y sostenibles, que beneficien no solo a las compañías involucradas sino también a las comunidades circundantes.

Durante una entrevista con la Red de Comunicación Regional (RCR), Incháustegui declaró: “La cartera es muy interesante, pero lo que sí vemos es una es una reducción en los proyectos mineros. Lo que también vemos creo yo es una preocupación de los inversionistas nacionales y extranjeros de cómo está la situación política y social. Yo creo que también es visto de que la economía en el Perú estaría aún con resultados más negativos si es que no fuera por la minería”.

Este panorama actual plantea una serie de desafíos y oportunidades. Incháustegui remarcó que el Gobierno tiene un papel vital en la promoción y facilitación de proyectos mineros que sean beneficiosos para las áreas circundantes. “Lo que tenemos que alentar es que, si tenemos una cartera importante de proyectos, cómo hacer para que estos sean realizados en forma correcta y ayudando a su entorno. Yo no veo otra mejor forma que promover un diálogo entre los actores para ver una solución en el mediano y largo plazo. Hay proyectos que, por ejemplo, con un diálogo y con una construcción de confianza se podrían retomar”, expresó.

Mencionó, específicamente, el proyecto Tía María, en el sur del país, indicando que tanto la empresa como el gobierno podrían, mediante un diálogo abierto y sincero, determinar finalmente el futuro de este proyecto, explorando las posibles oportunidades de desarrollo sostenible que beneficiarían a la región en un tiempo óptimo.

Además, Incháustegui destacó los esfuerzos que el Estado está realizando para garantizar la aprobación de proyectos en un marco de tiempo razonable, enfatizando que existen aspectos técnicos y de inversión que pueden estar ocasionando demoras actuales. También resaltó la creación del Centro de Convergencia y Buenas Prácticas Minero-Energéticas (Rimay) en 2018, un espacio diseñado para forjar consensos respecto a las prioridades para un desarrollo integral y sostenible en las regiones afectadas.

“Este tipo de espacio es el que hay que reflotar. En el caso puntual de la permisología, cualquier iniciativa de mejora tiene que estar basado en un diálogo entre todos los actores y no solamente enfocarnos en reducir los plazos, pensando que con eso se va a dar una solución. También yo lo que invoco es a reflexionar sobre cualquier posibilidad de unir instituciones o de mejorarlas con más equipo profesional”, subrayó Incháustegui, llamando a una renovada colaboración y dialogo inclusivo en el sector.

La minería ha sido una fuente significativa de ingresos y empleo en el Perú, un país rico en minerales. La continua inversión en esta industria es vital para el desarrollo económico del país, y es imperativo que el gobierno y los stakeholders del sector trabajen conjuntamente para garantizar que los proyectos futuros sean sostenibles y socialmente responsables, garantizando un futuro próspero y equitativo para todos.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments